top of page

¿Ciencia? Ó ¿Coincidencia?

Actualizado: 4 ene 2020


El LSD como la mayoría de alcaloides descritos en la actualidad fueron descubiertos por accidente, experimentando sus efectos sin el propio conocimiento del cientifico, ¿Lo imaginas?


Asi ocurrio con Albert Hofmann mientras trabajaba para la compañía farmacéutica Sandoz, estaba tratando de estabilizar el ácido lisérgico, un derivado de la ergotamina, un componente químico que se obtiene a partir de un hongo que crece en el centeno y que se utilizaba en una medicina para tratar la migraña.

Pero no fue hasta cinco años después, cuando accidentalmente Hofmann se expuso a él en el laboratorio.

Se sintió mareado y tuvo alucinaciones. En sus propias palabras, sintió "una remarcable inquietud combinada con un ligero mareo", según un video explicativo producido por la American Chemical Society.

Vio "imágenes fantásticas, formas extraordinarias con intensos juegos de color caleidoscópico", describió el químico.

Así que tres días después, el 19 de abril de 1943, decidió probar intencionadamente los efectos de la sustancia.

Según las notas del químico, a las 16:20 tomó una dosis de LSD y 40 minutos después registró que empezaba a experimentar "un mareo incipiente, ansiedad, distorsiones visuales, síntomas de parálisis y deseo de reír".

Esa fue su última entrada del día.

Como se empezó a sentir raro Hofmann decidió volver antes a casa, pero debido a las restricciones de la segunda guerra mundial para la movilidad en coche Hofmann tuvo que hacerlo en bicicleta, no sin antes pedirle a su asistente de laboratorio que lo acompañara, probablemente ante la incertidumbre de lo que podría pasar.


Ese memorable viaje de regreso, literal y figurado, es el que se recuerda cada 19 de abril con el Día de la bicicleta.






75 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page